Training, Metodología START – STOP – CONTINUE

Posted by on Mar 20, 2017 in Desarrollo de Talento, Hábito, Productos, Uncategorized | Comentarios desactivados en Training, Metodología START – STOP – CONTINUE

Nuestros programas de Training están muy enfocados al aprendizaje en el puesto de trabajo.

Cuando hablamos de habilidades, es fácil explicar cuales son los comportamientos que pueden llevarnos a la eficacia y a los buenos resultados. Por ejemplo, podemos explicar que es comunicación, y como se comunica bien. Sin embargo, cuando comunicamos no lo hacemos como creemos que lo estamos haciendo, y los resultados no son los que esperamos. ¿Que ha fallado?

En el día a día nos encontramos muchos casos en los que llevamos estos comportamientos a la práctica y los resultados no son los mismos. Aquí llega la decepción sobre la formación recibida, y el olvido de los conocimientos adquiridos.

Si analizamos estas conductas, desde un punto de vista externo, es fácil de identificar cuales son aquellas prácticas que no se han tenido en cuenta, o que es aquello que no hemos dejado de hacer. Por ello, metodologías audiovisuales nos hacen ver nuestros propios comportamientos, y así poder modificarlos. Una grabación, para escuchar una conversación con un empleado, o un vídeo para ver nuestra comunicación no verbal, son herramientas magníficas.

Los programas que realizamos en ELIGE incluyen un Plan de Acción Individual, donde cada uno de los participantes tiene que decidir cuáles son las acciones de la formación que se lleva para:

– Empezar a hacer (START)

– Dejar de hacer (STOP)

– Continuar haciendo (CONTINUE)

Esta es la manera en la que comprometemos al asistente con su propio desarrollo. En habilidades directivas no se trata de adquirir un conocimiento y mantenerlo en nuestra mente. Se trata de poner en juego las habilidades “aprendidas” y practicarlas hasta que nos sintamos cómodos con ellas.

A menudo, me he encontrado con directivos a los que, felicitar por un trabajo bien hecho, es algo fuera de lo común en su estilo de Liderazgo, algunos se han “esforzado” de forma consciente para incluir esta práctica con su equipo. Y finalmente, cuando reciben resultados positivos, se refuerza el propio comportamiento, y poco a poco se va convirtiendo en una tónica habitual.

Es físico. Paulov ya nos lo dijo. La diferencia es aplicarlo de forma consciente.

A través de módulos separados en el tiempo, con un seguimiento del Plan Individual, los conocimientos se van consolidando y los comportamientos van, poco a poco pasando a hábito. Así es como logramos efectividad en los programas de formación, y marcamos la diferencia.

No es magia, es Desarrollo Profesional, 🙂